Historia
A continuación encontrarás año por año, desde su fundación en 1972, los acontecimientos más importantes del Infonavit, en cuanto a su organización interna -creación y mejora de sus unidades y procesos administrativos-, otorgamiento de crédito, urbanización y cifras financieras, así como las relacionadas con sus funciones sustantivas.
A- A+
Tu búsqueda tiene 45 resultados
2012

El Infonavit originó 578,396 créditos. El 63.5% de éstos fue aprovechado por derechohabientes con ingresos debajo de los cuatro salarios mínimos.
 

El programa Renueva tu Hogar, llamado Mejora tu Casa a partir del 2013, diseñado como una alternativa de financiamiento para pintar, impermeabilizar, cambiar pisos y muebles de baño y cocina, sin necesidad de hipotecar el inmueble, benefició con un crédito a 152 mil 171 derechohabientes.
 

Dentro del programa de vivienda sustentable, Vida Integral Infonavit, fueron evaluadas, verificadas y certificadas 104,234 unidades con al menos 17 de los 20 atributos de la vivienda, el entorno urbano y la comunidad. Asimismo, 95 conjuntos habitacionales fueron certificados con mejoras en sus alrededores que impactan al trabajador y su familia en lo económico, ambiental y social.
 

Como parte del proyecto Mis vecinos y mi comunidad para rehabilitar desarrollos financiados por el Infonavit con problemas sociales y físicos se rehabilitaron 64 conjuntos habitacionales y 35,562 viviendas, lo que benefició a 140 mil personas.
 

Se otorgaron 399,016 hipotecas verdes, las cuales representaron 69% del total de todos los créditos formalizados. Las hipotecas verdes, según Enervalia, organización dedicada a la gestión ambiental, producen considerables ahorros al gasto familiar en consumo de agua, gas y electricidad.
 

Fuente: Informe anual 2012

2013

Antes de 2013, el modelo del Infonavit estaba basado en un esquema de otorgamiento de crédito y de políticas de vivienda con impacto limitado en la calidad de vida, un financiamiento enfocado hacia soluciones masivas y poco flexibles, así como un costo que limitaba el rendimiento a la Subcuenta de Vivienda. Ante el agotamiento de este modelo y los cambios llevados a cabo en el sector vivienda, el Infonavit ha ajustado su dinámica de planeación y de operación.
 

Durante 2013 se llevó a cabo un diagnóstico a partir del cual se establecieron las bases que permitirán incrementar la calidad de vida de los derechohabientes. Se trabajó para que el Infonavit no sólo contribuya al financiamiento de viviendas, sino a la formación de hogares que sirvan de cimiento para el desarrollo de México.
 

Como parte de los principales ajustes, se llevó a cabo la revisión de procesos más exhaustiva de los últimos años para identificar los riesgos y las oportunidades de optimización en cuanto a originación de crédito, cobranza, recaudación, administración, tecnologías y canales de servicio. En particular, y como se ha señalado, se trazó la carta de navegación que le permitirá al Infonavit, durante el periodo 2014-2018, contribuir al bienestar integral y a la creación de valor patrimonial de los trabajadores al:

  • Proveer soluciones financieras adecuadas a lo largo del ciclo de vida del derechohabiente para resolver sus necesidades habitacionales.
  • Fomentar soluciones habitacionales que mejoren la calidad de vida y promuevan el desarrollo sustentable.
  • Pagar a la Subcuenta de Vivienda rendimientos eficientes, que fortalezcan de manera significativa la calidad de vida en el retiro.

En línea con la nueva Política Nacional de Vivienda, definida por el Presidente Enrique Peña Nieto, la estrategia del Infonavit considera, además, un elemento para apoyar la atención de necesidades habitacionales de los trabajadores formales que no cuentan con crédito hipotecario, sin hacer uso de los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda, sólo a través de compartir su experiencia y plataforma operativa.
 

Al cierre de 2013, el Instituto formalizó 667 mil 626 acciones de crédito, con lo que se obtiene un acumulado de 7 millones 659 mil 965 créditos desde su fundación en el año 1972. Este resultado conlleva varios logros, entre los que destacan:

  • Se otorgaron 22.5% acciones de crédito por arriba de lo proyectado en el Programa Operativo Anual (POA) y 15.4% por arriba de lo alcanzado en 2012.
  • Se incrementó 86% con respecto a 2012 la colocación del programa Mejora tu casa –que le permite a los derechohabientes contar con productos de financiamiento acordes a sus necesidades de vivienda– y también hacer ajustes en el proceso de otorgamiento para hacerlo más eficiente y transparente.
  • Se formalizaron 457,542 créditos enfocados en derechohabientes con ingresos menores a 4 VSM ($7,876 pesos), lo que representa 68.5% del total, cinco puntos porcentuales sobre lo observado en 2012, reafirmando la vocación social del Instituto de proveer soluciones de financiamiento a los trabajadores de menores ingresos.
  • La formalización de créditos tuvo una derrama económica equivalente a $150,119 millones de pesos. Correspondieron a recursos propios del Instituto $98,642 millones de pesos y a entidades financieras privadas $51,477 millones de pesos. El incremento de 3.8% de los recursos invertidos por estas entidades con respecto a 2012, muestra de la confianza del sistema financiero y sus instituciones en el Infonavit.
  • Este año fue el mejor para los derechohabientes del Infonavit en el programa “Ésta es tu casa” de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi): se ejercieron $5,736 millones de pesos de subsidios del Gobierno Federal, en beneficio a 101,593 familias. Se ejercieron cerca de 10 mil créditos más con subsidio federal, lo que equivale a un incremento de 11% en comparación con 2012.

Fuente: Informe anual 2013

2014

Para el Infonavit, 2014 representó un año de ejecución, aprendizaje y ajuste. La adopción de los lineamientos de la Política Nacional de Vivienda, como parte de la estrategia institucional permitió iniciar la transición de un modelo hipotecario de financiamiento a gran escala, a uno que prioriza el valor patrimonial y la calidad de vida de los trabajadores. Esto se tradujo en la posibilidad de acceder a viviendas de mayor calidad, mejor ubicadas, con acceso a servicios básicos, contando así, con un patrimonio digno y de mayor valor para los trabajadores y sus familias.
 

Durante 2014, el Infonavit cumplió de manera efectiva su primer mandato: originó 389,627 créditos hipotecarios, que representaron 75% del total de los financiamientos otorgados a nivel nacional, consolidándose como el proveedor más grande de hipotecas en México. Esta cifra equivale a un monto de inversión del Instituto de 107.2 mil millones de pesos (mdp). Adicionalmente, se originaron 166,234 créditos de mejoramiento. Atendiendo el carácter social del Infonavit, 63% de los créditos totales (adquisición, mejoramiento y ampliación) se otorgaron a derechohabientes con ingresos mensuales menores a 4 Veces el Salario Mínimo.
 

Respecto al segundo mandato, al cierre de 2014, los recursos acumulados en la Subcuentas de Vivienda y administrados por el Instituto representaron 21% del total de los registrados en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), recursos que, aun considerando su gran magnitud, durante el año recibieron un rendimiento nominal de 6.5% (2.5% por encima del aumento al salario mínimo) gracias a la sólida situación financiera del Infonavit y a una gestión responsable y cuidadosa de ambos mandatos.
 

Algunos de los resultados que confirmaron la fortaleza financiera del Infonavit durante el año son:

  • La recaudación fiscal alcanzó un monto histórico superior a los 166 mil mdp al cierre de 2014, y superó en 9.5% y 19.5% a los montos recaudados en 2013 y 2012, respectivamente. Asimismo, durante el mismo periodo, la cobranza fiscal de adeudos vencidos al Instituto fue mayor a los 7.5 mil mdp, monto superior en 26.2% y 19.9% a lo cobrado en 2013 y 2012.
  • El reflejo de la buena administración de la cartera hipotecaria se observa en el Índice de Cartera Vencida, el cual, basado en el número de créditos, se ubicó al cierre del año en 5.29%; calculado con base en saldos de cartera, el índice ascendió a 6.90%. Estas cifras se comparan de manera favorable con los niveles observados al inicio de la actual administración, considerando la evolución y maduración del portafolio.
  • Los indicadores de Patrimonio sobre activos totales y el índice de cobertura sobre cartera vencida, observados al cierre de 2014, fueron 13.82% y 264.98%, respectivamente. Estos niveles reflejan la buena solvencia financiera del Instituto, en cumplimiento de las mejores prácticas regulatorias.

Con el objetivo de lograr mayor profundidad en la implementación de la nueva estrategia, el Infonavit se dio a la tarea de innovar y rediseñar su oferta de soluciones de vivienda:

  • Se implementó el crédito en pesos para todos los rangos salariales, lo que permite reducir el saldo de la hipoteca desde la primera mensualidad, mantener un esquema de pago fijo durante la vida del crédito y brindar mayor protección al acreditado ante los incrementos anuales al salario mínimo.
  • Se incrementó en 76%, hasta 850 mil pesos, el monto máximo de otorgamiento del Crédito Tradicional para adquisición de vivienda, a fin de procurar viviendas de mayor calidad y con mejor ubicación, como lo indica la Política Nacional de Vivienda.
  • Se definieron mejores condiciones de crédito para los trabajadores que terminaron de pagar su primer crédito hipotecario y soliciten un segundo préstamo. Se redujeron los años de cotización continua necesarios para ejercer el segundo crédito de cinco a dos años y se redujo de un año a seis meses el tiempo transcurrido entre la liquidación del primer crédito y la solicitud del segundo.
  • Con el fin de generar un mayor entendimiento del mercado de renta en México, el Infonavit implementó un programa piloto para fomentar el mercado de arrendamiento. Aunque la demanda ha sido limitada, se trabaja en un replanteamiento del programa con base en el entendimiento del mercado.

El Instituto es consciente de la importancia de conservar e incrementar el valor patrimonial de los trabajadores, a través de la protección y conservación de sus viviendas y el entorno de las mismas. Por lo tanto, se llevaron a cabo las siguientes acciones:

  • Por primera vez en la historia de México, a partir del 1 de julio de 2014, mediante el Seguro de Calidad instrumentado por el Infonavit, todas las viviendas nuevas financiadas por el Instituto cuentan con coberturas contra daño estructural y filtración de agua, asegurando el valor y la calidad de estas viviendas.
  • El programa Hipoteca con Servicios ha facilitado el pago del impuesto predial y el cobro de cuotas de mantenimiento de viviendas financiadas por el Instituto, con la finalidad de que los entornos en donde habitan las familias de los derechohabientes cuenten con servicios públicos y mantenimiento adecuados.
  • Se ha impulsado el programa Hipoteca Verde, mediante el cual los acreditados acceden a un monto adicional de crédito para la instalación de ecotecnologías, generando ahorros para los hogares y contribuyendo a la mitigación del cambio climático. También se trabajó para que en 2015, el programa incluya la adquisición de electrodomésticos de bajo consumo de energía.
  • Se impulsaron acciones de regeneración urbana, por medio de la intervención en unidades habitacionales a través de los programas Pintemos México, Rehabilitación de Barrios, Recompensa Digital y Lee con Infonavit. Estos programas amplían la oferta de valor, toda vez que contribuyen al mantenimiento de las unidades habitacionales y a la reconstrucción del tejido social.

Con el fin de maximizar el valor económico y social del Fondo Nacional de la Vivienda, se implementó un nuevo régimen de inversión que permite otorgar rendimientos eficientes a los ahorros de los trabajadores. El nuevo régimen brinda mayor valor económico a los recursos líquidos del Fondo Nacional de la Vivienda, a través de una estructura normativa robusta, flexible y moderna que permite generar ingresos adicionales para beneficiar de manera directa a los dos mandatos que por ley el Instituto debe atender.
 

Para mejorar la experiencia de los usuarios, durante 2014, se llevó a cabo la mejora de diversos procesos tecnológicos y de los canales de atención. Muestra del compromiso de otorgar un mejor servicio fue la puesta en marcha de un sistema de citas a nivel nacional, logrando una mejor y más rápida atención a los trabajadores. También se incluyeron los sábados en los días de atención en los Centros de Servicio Infonavit (Cesi), lo que tuvo un gran impacto en la satisfacción del usuario y la originación de créditos.
 

Fuente: Informe anual 2014

2015

Durante 2015, el Infonavit cumplió de manera efectiva sus objetivos institucionales, en línea con su mandato de ley, alineado con la Política Nacional de Vivienda y en coordinación estrecha con el Gobierno de la República.
 

El Infonavit sigue siendo la institución líder en la colocación de créditos hipotecarios en México, con una participación del 73% del mercado (fuente: Conavi).

  • En 2015, el Instituto otorgó 690,050 financiamientos hipotecarios y de mejoramiento.
    • 396,226 créditos hipotecarios se destinaron a la adquisición de vivienda nueva o usada, lo que representó una inversión total de 119,839 millones de pesos.
      • De éstos, 376,433 (96%) se otorgaron bajo el esquema de Hipoteca Verde, superando los 2 millones de créditos originados desde su inicio en 2007.
      • 62% de los créditos hipotecarios originados fue para trabajadores con niveles de ingresos de hasta 4 VSM.
      • 38% de los créditos hipotecarios originados fueron para trabajadores con ingresos superiores a 4 VSM.
    • 293,824 créditos de mejoramiento se destinaron a la remodelación y ampliación de vivienda.

Los créditos otorgados durante 2015 mostraron incrementos en la calidad de vida, al observar un aumento en el promedio nacional de la Evaluación Cualitativa de la Vivienda y su Entorno (Ecuve) , culminando el año con un resultado de 114.62 puntos, lo que representa un avance de 2.34% con respecto a la meta de 112 puntos. Este indicador mide atributos de calidad en la vivienda basándose en tres aspectos: la vivienda, el entorno y la comunidad.
 

En cuanto a la administración de los ahorros de los trabajadores, al cierre de 2015, el Infonavit administró cerca de 57 millones de cuentas individuales y 828 mil mdp, con lo cual, los recursos de vivienda registrados en las Afore y administrados por Infonavit, representaron 22% del total.
 

Los recursos acumulados en las Subcuentas de Vivienda recibieron un rendimiento nominal de 6.81% (2.5% por encima del aumento al salario mínimo), como un reflejo de la sólida situación financiera institucional y de la gestión responsable de los recursos de los trabajadores.
 

En materia de recaudación fiscal, las estrategias de 2015 giraron en torno al fortalecimiento de la presencia del Infonavit como autoridad fiscal y la mejora del servicio a las cerca de 933 mil empresas aportantes. En materia de cobranza crediticia se continuó con el ejercicio de optimización e incentivar el pago continuo y oportuno de los acreditados. Así, se logró:

  • Una captación de flujos total de 183,443 millones de pesos (mdp), esto es 10.23% superior a lo registrado en 2014.
    • 62,686 mdp por aportaciones patronales.
    • 112,952 mdp de recuperación de cartera.
    • 7,805 mdp de cobranza fiscal.

El Infonavit gestionó su portafolio hipotecario a través de su modelo de cobranza social con los siguientes resultados:

  • Durante 2015 el Instituto realizó la adecuada gestión del portafolio a través de su modelo de cobranza social, logrando que el Índice de Cartera Vencida (ICV) medido en número de cuentas al cierre de dicho año se ubique en 5.24%; superando en 25 puntos base la meta anual de 5.49%. El ICV medido en saldos se ubicó en 6.85%, superando en 13 puntos base la meta anual de 6.98%.
  • 784 mil soluciones de reestructuras y 592 mil prórrogas en apoyo a los acreditados que enfrentaron problemas con el pago de su crédito.
  • 243 mil beneficios aplicados por Seguro y Fondo de Protección de Pagos para atender la pérdida de relación laboral de los derechohabientes.
  • 12 mil beneficios aplicados por seguro de incapacidad y fallecimiento.
  • 5 mil convenios de mediación firmados, evitando tribunales judiciales.
  • 21 mil recompensas a acreditados cumplidos, equivalentes a casi 39 mdp.
  • 19 mil beneficios por seguro de daños, equivalentes a 461 mdp, 19 mil apoyos adicionales por 78 millones de pesos.

La Unidad de Solución Social (USS) colocó 14,409 viviendas recuperadas, con un precio promedio de 128,105 pesos; de éstas 8,481 se recolocaron a través de un nuevo crédito Infonavit (59%). El promedio de ventas diarias de vivienda recuperada pasó de 12 viviendas en 2012, a 40 viviendas en 2015, debido a la mejora en el proceso de venta que ha permitido mayor eficiencia en la administración de los activos recuperados.
 

Por otro lado, en 2015 se atendieron 2.1 millones de personas en los Centros de Servicio Infonavit (Cesi), 10 millones de llamadas en el Infonatel y más de 37 millones visitas en el portal institucional. El índice global de satisfacción fue de 79%.
 

Finalmente, entre las acciones estratégicas llevadas a cabo por el Infonavit durante 2015 se encuentran:

  • Créditos en pesos. Se implementó un programa piloto de reestructuras de créditos de VSM a pesos, que bajo ciertas reglas de negocio aprobadas por el H. Consejo de Administración, permitirá al Instituto el entendimiento de las implicaciones financieras y operativas de las reestructuras.
  • Eliminación de gastos de titulación. En diciembre de 2014, se aprobó la propuesta para eliminar los Gastos de Titulación, Financieros y de Operación (GTFO) para los acreditados con ingresos de hasta 2.6 VSM que solicitaran su crédito durante 2015.
  • Calidad de la vivienda. Destaca el proceso de verificación de las viviendas, mediante el cual se establecen criterios mínimos de verificación y una valuación precisa, así como la cobertura de calidad que garantiza que las viviendas financiadas por el Infonavit sean edificadas con buena calidad.
  • Colaboración Infonavit-Fovissste. Para hacer posible que los cónyuges que cotizan simultáneamente en ambas instituciones incrementen su capacidad de compra, independientemente de su régimen conyugal. También se creó la figura de Portabilidad del Saldo de la Subcuenta de Vivienda para posibilitar la transferencia de las aportaciones acumuladas en la Subcuenta de Vivienda de los trabajadores que, por cuestiones laborales o de contratación, cambien de sistema entre el Infonavit y Fovissste.
  • Protocolo de atención a desastres naturales. Por primera vez en su historia el Instituto cuenta con este protocolo, con el que se atendió, de forma ordenada y focalizada, a los acreditados damnificados por el tornado en Ciudad Acuña, Coahuila, ocurrido el 25 de mayo de 2015.
  • Rehabilitación de Unidades Habitacionales. En cumplimiento al Compromiso 200 del Presidente de la República, a través del programa Mejorando la Unidad se apoyó el mantenimiento de unidades habitacionales en la Ciudad de México. Se complementó con el Esquema Integral de Regeneración Urbana y Social, a través del cual se busca atender los desarrollos con altos niveles de abandono para mejorar la calidad de vida y promover una cultura de conservación del entorno.
  • Manos a la obra. Ofrece un crédito no hipotecario para la construcción de vivienda en terreno propio o en cualquier tipo de propiedad (ejidal, comunal y solar urbano), sin que el derechohabiente pierda su derecho a solicitar otro crédito del Infonavit, siempre que el primero ya se encuentre liquidado en su totalidad.
  • Hogar a Tu Medida. Ofrece vivienda con instalaciones y dimensiones adecuadas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de derechohabientes y sus familiares en línea recta con alguna discapacidad.
  • Fortalecimiento del segundo mandato. Se analizaron las características de la derechohabiencia, el contexto del sistema pensionario nacional, así como el segundo mandato para proponer una agenda estratégica, siempre bajo el espíritu tripartita que define al Infonavit.
  • Mejores prácticas en administración de riesgos. En 2015, el Instituto adoptó las mejores prácticas regulatorias, en cumplimiento de la Circular Única para Organismos de Fomento y Entidades de Fomento (CUOEF), establecidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, como una guía para mantener la solvencia financiera y contar con una robusta administración de riesgos.
  • Régimen de inversión. En julio de 2015, el H. Consejo de Administración aprobó la transición deun régimen de inversión tipo el de las Siefores SB1 hacia los límites de inversión aplicables a las Siefores SB2.
  • Clima Laboral y Encuesta Great Place to Work. El Infonavit incrementó en dos puntos porcentuales su índice de satisfacción en la Encuesta de Clima Laboral (86%) y ocupó el tercer lugar entre las mejores empresas para trabajar en México del sector financiero y el sexto lugar en equidad de género, además, obtuvo el reconocimiento Balance de Vida. Todos éstos reconocimientos son otorgados por Great Place to Work Institute.

Estas acciones permiten al Infonavit preservar las máximas calificaciones institucionales en escala nacional que otorgan a entidades mexicanas las agencias calificadoras Standard & Poor´s (mx AAA) y Fitch Ratings (AAAmex).
 

Además, en calidad de administrador de créditos hipotecarios, el Infonavit se ubicó en 2015 en el rango más elevado en la escala de evaluación de Moody´s con la calificación SQ1, la más alta en América Latina. En su evaluación 2015, Moody´s modificó a la alza la calificación de uno de los cinco componentes del ejercicio, el referente a la administración de créditos; el cual pasó de “Arriba del promedio” a “Fuerte”.
 

Sobre el cimiento del tripartismo y la autonomía, en el 2015, el Infonavit contribuyó con dedicación y esfuerzo en la tarea de incrementar el bienestar social, económico y ambiental en nuestro país. Continuó materializando el sueño de los trabajadores para contar con un patrimonio y con una vivienda digna para su familia.
 

Fuente: Informe Anual de Actividades 2015

2016

En el año 2016 el Infonavit continuó siendo la institución líder en la colocación de soluciones de vivienda financiadas con crédito hipotecario en México, con una participación del 74% del mercado tradicional. Durante el año se otorgó un total de 452,207 créditos, incluyendo créditos hipotecarios y de mejoramiento, para beneficio de los trabajadores y sus familias. Los créditos hipotecarios ascendieron a 372,983; de los cuales 236,810 fueron para vivienda nueva (63%) y 136,173 para vivienda usada (37%), lo que representó una inversión total de 115,760 millones de pesos.

Al reconocer la diversidad de necesidades de financiamiento de los derechohabientes, en 2016 se otorgaron 79,224 créditos para mejoramiento. Con el objetivo de resolver las distorsiones detectadas en el producto Mejoravit, tales como la monetización, usurpación de identidad y costo financiero del producto, se llevó a cabo una reestructuración de ese producto. Desde su relanzamiento el 27 de julio, hasta el 31 de diciembre de 2016, se otorgaron 34,371 créditos Mejoravit por un monto total de 924.38 millones de pesos.

En atención a la vocación social del Instituto y al compromiso que éste tiene con los trabajadores de menores ingresos, el 58% de los créditos hipotecarios formalizados durante 2016 fueron destinados a derechohabientes con ingresos de hasta 4 veces el salario mínimo (VSM). A su vez, más del 70% de los créditos para mejoramiento se otorgaron dentro de ese intervalo salarial.

En 2016 el Infonavit dispersó 7,264 millones de pesos de subsidios bajo el Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales (antes denominado Programa de Esquemas de Financiamiento y Subsidio Federal para Vivienda), lo que benefició a más de 115 mil familias.

Al cierre de diciembre de 2016 se otorgaron 350 mil créditos bajo el esquema de Hipoteca Verde (94% del total de las hipotecas), con lo que se superaron los 2.5 millones de créditos originados desde el inicio del programa en 2007; lo cual refleja el compromiso del Instituto con la calidad de vida de los acreditados, el cuidado de los recursos naturales y el respeto al medio ambiente.

A 44 años de la fundación del Instituto, el portafolio hipotecario se ha vuelto más maduro y presenta mayores retos de gestión y cobranza. En particular, el principal reto se genera cuando los trabajadores se enfrentan a dificultades financieras para hacer frente a sus pagos hipotecarios o al perder su relación laboral. Pese a las complejidades inherentes al manejo de un portafolio hipotecario concentrado en acreditados de ingresos inferiores a 4 VSM, durante 2016 el Instituto realizó la adecuada gestión del portafolio a través de su modelo de cobranza social, se logró contener el Índice de Cartera Vencida (ICV) medido en número de cuentas al cierre de dicho año, al ubicarse en 5.55%, 31 puntos base por arriba del observado en el mismo mes del año anterior (5.24%). Por su parte, también se contuvo el ICV en saldos, al alcanzar un valor de 7.50%, 65 puntos base mayor al observado en diciembre de 2015 (6.85%). Hacia adelante, se continuará trabajando para contener el ICV como se tiene contemplado en el Plan Financiero.

En 2016 el esquema de cobranza social continuó ofreciendo soluciones a los acreditados con dificultades económicas, sin poner en riesgo las finanzas del Instituto. A continuación se describen algunos de los resultados:

  • 275,923 beneficios aplicados por el Fondo de Protección de Pagos (seguro de desempleo) equivalente a más de 663.2 millones de pesos.
  • 703,873 reestructuras que beneficiaron a acreditados que presentaron problemas con el pago de sus créditos.
  • 427,246 prórrogas a acreditados que perdieron la relación laboral.
  • 202 recompensas como parte del Programa Integral de Descuentos por Liquidación y Adelanto de Pagos.
  • 14,559 beneficios aplicados por seguro de incapacidad y fallecimiento.
  • 20,056 beneficios por seguro de daños, equivalentes a 300 millones de pesos, así como 19,409 apoyos adicionales por un monto de 63 millones de pesos.

Asimismo, durante 2016 la Unidad de Solución Social (USS) logró la colocación a través de diferentes canales de 19,002 viviendas recuperadas, lo que representa 4,593 viviendas más que en el 2015, es decir un incremento del 32%. El precio promedio fue de 115,780 pesos. De este total, 16,906 viviendas se desincorporaron a través de Subastas (11,634) y Macrosubastas (5,272).

El promedio de ventas diarias de vivienda recuperada pasó de 40 viviendas en 2015 a 52 viviendas en 2016, debido a la mejora en el proceso de venta que ha permitido mayor eficiencia en la administración de los activos recuperados.

En el año 2016 el Instituto administró más de 58.3 millones de cuentas individuales y 928,420 millones de pesos, mismos que se reflejan en los estados financieros; con lo cual los recursos de la subcuenta de vivienda administrados por el Infonavit representaron el 22% del total del ahorro para el retiro de los trabajadores. Los recursos acumulados en las subcuentas individuales de vivienda recibieron un rendimiento nominal de 6.81% (2.6% por encima del aumento al salario mínimo). Este rendimiento fue superior al rendimiento promedio observado en las Siefores.

Durante el año, se adoptaron medidas para fortalecer al Fondo de Apoyo a las Necesidades de Vivienda de los Trabajadores (Fanvit) y consolidarlo como inversionista institucional de largo plazo, lo que contribuyó a mejorar la tasa de reemplazo de los derechohabientes del Infonavit.

Asimismo, se llevaron a cabo revisiones para asegurar que la composición del Fanvit conste de activos con las características deseables de liquidez, riesgo y rendimiento. En el último tercio del 2016, la inversión del portafolio se enfocó en su gran mayoría en bonos del Gobierno Federal.

Se adoptó la toma colegiada de decisiones de inversión, mediante la activación del Grupo de Trabajo de Inversiones para el análisis de las propuestas de inversión, así como con la incorporación de dos profesionales expertos independientes al Comité de Inversiones.

Se realizó la propuesta al Consejo de Administración de modificaciones al funcionamiento del Comité de Inversiones y al Marco de Gestión del Fanvit, enfocadas a reforzar la transparencia y eficacia en la gestión de los recursos del Instituto a través del involucramiento de los diferentes niveles de decisión del Gobierno Institucional.

En materia de recaudación de aportaciones, durante el año 2016 se avanzó en la implementación de un modelo más eficiente. Las estrategias instrumentadas giraron 20 en torno a dos principios fundamentales: el fortalecimiento de la presencia del Infonavit como autoridad fiscal y la mejora del servicio a las cerca de 932 mil empresas aportantes.

En 2016, se materializó una sólida captación de las aportaciones de los trabajadores y de las amortizaciones de sus créditos. Así, la captación alcanzó 181,356 millones de pesos, lo cual fue respaldado por la expansión del mercado laboral generada por la reforma promovida por el Gobierno de la República.

En 2016 el nivel de entradas de flujo fue histórico: alcanzó la cantidad de 193,586 millones de pesos, al superar la meta estimada de 192,563 millones de pesos, en más de 1,023 millones de pesos y al ser 9.9% mayor que la de 2015. Al cierre del año, las aportaciones patronales totalizaron 70,529 millones de pesos, con un incremento anual de 7.7%, lo que representó la segunda fuente de ingresos para el Instituto, sólo después de la recuperación de cartera, misma que ascendió a 110,827 millones de pesos, un aumento de 7.9% con respecto al año anterior. Por su parte, los productos financieros fueron de 6,184 millones de pesos y superaron en 125.9% a los de 2015[1]. También destacan otras entradas por 6,046 millones de pesos, superior en 62.2% respecto de 2015, principalmente por la comercialización de viviendas a través de las macrosubastas y por acciones de fiscalización a través de la plataforma de medios de pago.

En Cobranza Fiscal, en 2016 se recuperaron 8,090 millones de pesos, cifra 3.6% mayor a la de 2015 (7,806 mdp). Durante esta administración el incremento de la cobranza ha sido notable, al compararse con los 6,000 millones de pesos de 2012.

En cuanto a la atención al sector empresarial, se continuó trabajando para mejorar el servicio y facilitar el pago de las aportaciones a través del Centro de Atención Empresarial y del Portal Empresarial.

En 2016 el Instituto ha mantenido y fortalecido su situación financiera a través de la adopción de las mejores prácticas de regulación establecidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, una guía para mantener la solvencia financiera y contar con una robusta administración de riesgos.

La viabilidad financiera del Instituto en el largo plazo se sustenta en la fortaleza de los indicadores financieros, así como con el buen desempeño de sus calificaciones crediticias.

Al cierre de 2016, la razón Patrimonio/Activos totales se ubicó en 14.86%, 52 puntos base por arriba del cierre de 2015. De manera similar, el Índice de Capitalización (ICAP), que es una medida de seguridad contra el riesgo de mercado, de crédito y operativo, se situó en 12.40%, 121 puntos base por arriba del 11.00% registrado al inicio de la Administración. Estas métricas reflejan la fortaleza del balance financiero del Infonavit.

Durante el 2016, el Instituto obtuvo resultados financieros positivos; entre ellos destaca, un resultado neto de 22,618 millones de pesos, que representan un incremento del 12.74% sobre los resultados obtenidos en el 2015.

De igual manera destaca el patrimonio, que alcanzó la cantidad de 175,615 millones de pesos, lo que es superior en 14.78% al patrimonio de un año antes.

Como un reflejo de los favorables resultados financieros, el Infonavit ha preservado la máxima calificación institucional en escala nacional que se otorga a entidades mexicanas, por las agencias calificadoras Standard & Poor´s (mx AAA) y Fitch Ratings (AAAmex). En 2016 la agencia Fitch Ratings incrementó las calificaciones de 13 constancias preferentes, de ‘AA’ a ‘AA+’. En calidad de administrador de créditos hipotecarios, el Infonavit ha alcanzado el rango más alto en la escala de evaluación de Moody´s con la calificación SQ-1, siendo también la más alta en América Latina. Esto refleja el compromiso de la Administración con el manejo responsable de los ahorros de los trabajadores.

El Infonavit es una institución que desde su origen se debe a los trabajadores. Por ello continúa trabajando en mejorar la calidad en el servicio que ofrece. En 2016 se incluyeron más servicios a través de Mi Cuenta Infonavit, al brindar más valor al derechohabiente, con acceso fácil a los servicios del Instituto y minimizando sus costos de transacción. Así, aumentó en un 60% el registro de derechohabientes a Mi Cuenta Infonavit, respecto al ejercicio 2015, con 3.5 millones de registros al cierre del ejercicio.

Durante 2016 se realizaron 44 millones de atenciones en los distintos canales de servicio, sin contar los envíos masivos de correos electrónicos y mensajes de texto. Tan sólo en el portal de Internet, se atendieron 31 millones de visitas.

En los Centros de Servicio Infonavit (Cesi) se efectuaron 2.8 millones de atenciones, destacándose el incremento en el uso de medios alternos, como el teléfono y la computadora, transitando así los derechohabientes hacia una cultura digital en su trato con el Infonavit.

[1]Esos recursos son producto de los rendimientos recibidos de las inversiones en valores.

Fuente: Informe anual de actividades 2016

Responsable de la información: Gerencia de Información Institucional
Fecha de última actualización o revisión: 14 de September de 2017



El sitio web que vas a visitar no es propiedad del
Infonavit por lo que el material, los contenidos y las
ofertas presentadas son responsabilidad única y
exclusivamente del anunciante.

¿Quieres continuar?